Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2009

A lo largo de esta espera

A lo largo de esta larga espera desde mi entrada sobre Amayuelas, he vivido cosas buenas y malas. De memoria, intentaré reflejarlas aquí, con la técnica del “me gusta – no me gusta”, como un ejercicio catárquico y terapéutico.

ME GUSTA

. Comprobar cómo Samuel ha ganado en habilidades. Ya mantiene el equilibrio, me ayuda a quitarse la camiseta a la hora del baño, chulea a sus padres y abuelos, obedece algunas órdenes sencillas y está ganando la sílabas “na” y “ma”.

.  Haber visitado a Eutiquio y Sisa; conocido a Andrés, que me cortó el pelo; comido con Ximo, que luchó como un jabato por un flan para el aguilucho; y almorzado con Rogelio en el chalet del anterior.

. Que me dieran vacaciones en mitad del proyecto EXTRAordinario.

. Encontrarme con Mariano junto al lago. Resulta que también vive en Laguna. Ya somos tres las personas procedentes de Olmedo que habitamos en el mismo pueblo.

. Que pidieran al rebeco rebajar el volumen de la berrea.

. Conocer al Ángel de Ana y Eduardo. Enhorabuena chavales.

. Seguro que hay más cosas de las que mi memoria ni se acuerda, pero es mi primer día libre y tampoco la quiero forzar.

NO ME GUSTA

. La conciliación de la vida laboral y familiar durante el último mes. Simplemente, no ha existido. Ahora es momento de “reconciliar” ambas vidas.

. El bochorno que hemos pasado en Valencia y Valladolid. Se me derrite la tensión sanguínea.

. Necesitar tanto tiempo para cambiar la inercia que me he dejado el trabajo. En consecuencia, acostarme tarde y reducir mi descanso.

. Que se empleen los papeles-toalla del baño como servilletas para comer. O que se usen tres papeles para secarse las manos cuando con uno o dos es más que suficiente. A ciertas horas de la tarde, uno ya no se puede secar las manos. El baño es un lugar que sufre las consecuencias de nuestros malos hábitos de higiene y consumo: no tirar de la cadena, no apagar la luz…

. Que dé una idea que mejore el funcionamiento de algo, que esa idea no se admita, que al cabo de unos días alguien proponga la misma idea y que se admita, bien por la persona que lo ha expresado, bien porque quien debe juzgar la idea se ha levantado con el pie derecho.

. La pérdida de nitidez en mi visión.

. Que los días pares haya que ajustarse a lo escrito y los impares las cosas sean “como yo te las cuento”, porque lo que está escrito puede tener fallos.

. Que me haya vencido la pereza, haya dejado escapar el poco tiempo libre del que he dispuesto  y no me haya empezado a preparar el  parcial de septiembre. A una semana del examen me acordaré de esas horas delante del televisor.

Read Full Post »

Pues sí, tras “la condena” de un mes, una semana y un día, he vuelto a recuperar mi libertad. Las tardes de estío no volverán a ser lo mismo que antes: ¡¡incluirán siesta!! Eso espero.

He dedicado mi tiempo libre a un proyecto EXTRAordinario: me ha permitido mantenerme a la sombra en tiempo de calor,; contrastar el rendimiento con y sin aire acondicionado; mejorar mis conocimientos técnicos a última hora; profundizar en las relaciones humanas en situaciones adversas (como cuando conocía gente en la cola de la revisión de exámenes en la universidad); y observar de cerca la naturaleza humana, su facilidad para activar mecanismos de defensa que le permitan mantener “la ropa seca” mientras se ahoga en medio del mar, o su abierto compañerismo.

También ha tenido sus puntos negativos, pero esos quedan para mi próximo libro. Como adelanto, una pregunta que me trasladó hoy mismo J.: “Con 4 millones de parados en este país, ¿qué hacéis vosotros aquí por las tardes?”.

El caso es que las tardes ya vuelven a ser mías. Ahora podré afrontar proyectos  pendientes y tan EXTRAordinarios o más como el que me ha tenido ocupado: jugar con Samuel, pasear con Arancha, visitar a mis padres y preparar el examen de septiembre. Aparte, debería ponerme al día con los videos para hacer un cd a los “etiopitos” y otro a los “molpeceres”; actualizar fotos del Aguilucho en Facebook y este mis mo blog, criadero de telarañas. Lo de ir aprendiendo amárico lo dejo para el curso que viene, si es que tengo fuerza de voluntad.

Una frase para acabar: “No te tomes la vida demasiado en serio. Al fin y al cabo, no vas a salir vivo de ella”.

Aquí estamos de nuevo

Read Full Post »