Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 febrero 2009

Sospechosa ONG

Una ong ofrece leche de continuación gratuita para familias necesitadas. El criterio para determinar que una familia es “necesitada” es el siguiente: “Si tu nómina es inferior a 1.200 euros después de descontar el pago de tu hipoteca, entonces te lo podemos dar. Es que queremos ayudar a las familias en cuanto a la alimentación infantil para que ésta no sea una carga en estos momentos de crisis.” Quiero entender que otros criterios como “no tener nómina” o “tener nómina inferior a 1.200 euros” también son válidos para quedar encuadrados en la columna de “necesitados”, pero no queda claro.

“Nosotros cumplimos su criterio y, además, ella dejará unos meses de cobrar por estar de excedencia.”, les indicamos. “Ah, pues nada, siendo así, pasaros, pasaros…” (¡Demonios! Si puedo pasar unos meses de excedencia es porque tengo pasta para soportarlo, ¿no cree?).

El local está ubicado en un sitio muy céntrico de la ciudad, sin embargo, es un cuarto un tanto miserable. con dos sillas junto a una estufa eléctrica que funciona a toda potencia en un extremo, un termoventilador en el otro y un despacho que ocupa media sala. Hay unas escaleras hacia un sótano. El hueco está protegido por una barandilla de hierro forjado cubierta por cartones. Por cartones. ¿Será para que no entre el frío? ¿Acaban de hacer obras? Como que hubieran alquilado el local recientemente. De hecho, no se ve ningún tipo de cartel en las paredes. Eso sí, el cristal de la ventana es translúcido, como el de un bufete importante, y tiene grabados los objetivos de sus estatutos. Objetivos marcadamente generalistas: “Ayudar al desarrollo del Tercer Mundo e Hispanoamérica” (¿Ningún país de Hispanoamérica cae en el conjunto del Tercer Mundo?).

La charla dura poco y nos conceden la leche de continuación para seis meses. Y cereales. Y azúcar. A las natillas nos negamos. “Si me traen otros alimentos, os llamo por si queréis”. Ok, pero, ¿va usted a comprobar si somos una familia necesitada de verdad?. El caso es que no: ni piden nómina, ni de ella ni de él, ni hipoteca. Les basta nuestra palabra. Concedido. Sin más.

Nosotros, cómo no, agradecidos. A caballo regalado… Pero mosqueados: algo huele mal en Dinamarca. Siendo serios y buscando repartir con equidad, uno debería comprobar las necesidades reales de la familia, y discriminar a los que puedan estrecharse más el cinturón. ¿Por qué “lo regalan”? Sospechoso. “¿Has mirado la fecha de caducidad? No sea que fuera de 2006”, “Es de 2010”. ¿Qué motivo puede haber para semejante maná?

Mientras lo pensamos, investigamos en Infernet el nombre de esta ong y la única noticia que encontramos es, agárrate mamita, la condena a su presidenta en 2005 por robar a una anciana su patrimonio. No sabemos si la presidenta de 2005 sigue ostentando el cargo cuatro años después. En cualquier caso, “el regalo” se vuelve aún más sospechoso.

Nos barajamos dos alternativas: 1) consumirlo 2) enviarlo a familias necesitadas (que viven por debajo de la línea del Ecuador). Abogamos por la segunda.

Anuncios

Read Full Post »