Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 marzo 2008

(Voz de Matías Prats padre)

Bienvenidos, señoras y señores espectadores, a la retransmisión de la procesión general de Semana Santa, la procesión por excelencia, aquella en la que la feligresía puede contemplar todos los pasos penitenciales fruto de la magna imaginería castellana del siglo dieciséis…

… Aquí llegan ya las dos líneas de cofrades morados de la Cofradía del Santo Entierro, precedidos por el pendón de doble cola, de tres metros de terciopelo negro, donde se aprecia el escudo bordado en hilo de oro y rematado con volantes en filigranas de plata; los capirotes son de raso azul purísimo salpicados con bellonías granadas, la capa con el escudo engastado en miel de hojuelas sobre el hombro izquierdo, esclavina oculta de remates flotantes, zapatos negros con guirnaldas a juego, hábito en blanco satén con puños bordados en verde fino y guantes de lino con ambrosías bermellonas… A continuación, con paso lento y preciso, como corresponde a la formación educada, la Cofradía de Nuestro Señor Jesús Coronado de Espinas, donde ya apreciamos los altísimos ciriales decorados, trabajados con gran detalle y mimo durante los últimos meses, para ofrecernos el espectáculo de sus coloridos destellos en púrpura y turquesa. A la cabeza desfilan los niños muy entretenidos en clavetear sus pequeñas cruces rojas en el asfalto de la calle; unos bostezan como leones, otros charlotean entre ellos intentando precisar la distancia que debe separarlos para mantener la formación, los más miran curiosos al gentío que les abre paso, saludando a veces a los asombrados turistas… Vemos cómo llega con paso enérgico y apresurado el cofrade mayor sujetándose el cucurucho y empieza a poner orden entre los intranquilos chiquillos que se empiezan a desbocar cuando aún resta la mitad o más del paseillo… Por ahí alcanzamos a ver la Venerable Cofradía de la Prédica en el Monte de los Olivos, acarreando la majestuosa imagen de la Prédica en el Monte de los Olivos, de Gregorio Fernández, y cómo los cofrades palafreneres intentan sujetar el carro que soporta la imagen, que acaba de salirse en una curva con gran disgusto de la señora de gafas, a quien ha atropellado para su desgracia… Aquí tenemos a la Hermandad del Santo Cristo del Despojo, que porta el paso del Santo Cristo del Despojo, atribuido a Juan de Juni… Y pasa por delante la Cofradía de los Clavos Sagrados, portando la escena de los Clavos Sagrados… La Cofradía de la Exaltación de la Cruz… Cofradía del Último Vinagre… Hermandad de la Santa Lanza… La de la Preciosísima Sangre… Cofradía del Chulísimo Embalsamamiento… La Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad viene acompañada por los impertérritos números de la Guardia Civil, que acompañan la imagen cromática y resplandeciente imagen de Nuestra Señora de la Piedad, protectora de esta insigne institución que tanto sacrificio y esfuerzo pone en la seguridad de todos los españoles… Enseguida se divisan los resplandecientes cascos de los bomberos municipales, que flanquean con respeto la imagen de la Virgen de los Dolores, propiedad de la Cofradía del Eterno Calvario, a quien pertenece este destacado cuerpo de protección ciudadana, de quien debemos sentirnos orgullosos… Más allá se escuchan las trompetas desgarradas de la Cofradía del Rápido Descendimiento, cuya imagen barroca está jalonada por el gremio de taxistas de la ciudad… Aquí está la Hermandad del Santo Cristo de los Artilleros, cuya composición es prácticamente la totalidad del V destacamento de Artillería del cuartel Teniente Galiana… Más atrás, justo a continuación, la IX Brigada de Infantería, desfila con reluciente destello en sus dorados galones, en orden disciplinado, casi imperial, con encomiable reverencia y mirada orgullosa… ¡Y ahí llegan los bravos y aguerridos soldados de la Legión! A paso enérgico, casi al galope, cosa que sólo los novios de la muerte pueden lograr mientras redoblan los tambores tras el paso de la cabra, fiel mascota engalanada para la ocasión… Y no podían faltar las poderosas escuadras de Italia y de Brasil, con Zico, “O Rey” Pelé, el mágico Garrincha y Zagalo, por parte de los cariocas, y Paolo Rossi, Gaetano Scirea, el incombustible Dino Zoff y Marco Tardelli, entre otros, por los azzurros… Finalmente, como colofón para este emocionante desfile de marcado sabor popular, aparecen las gigantescas moles de los elefantes africanos del Gran Circo Mundial, con la familia de acróbatas “los Trapattoni” sobre ellos, arrojando caramelos a los niños, seguidos por el vagón de tigres y leones que harán palidecer a más de uno cuando Roberto, el valiente domador, introduzca su cabeza en sus bocas hambrientas, Krispín y Requesón, la pareja de divertidos payasos que nunca dejan de hacer travesuras, las jirafas traídas de Kenia, los hipopótamos del Okavango, las avestruces del Serengueti, los ponys del Salvaje Oeste, “Búffalo Bill” y sus caballos indios, la Mujer Barbuda, el mago Merlín, Picachu y Mickey Mouse, y un sinfín de artistas que volveremos a ver el año que viene desfilando por estas calles históricas del centro de la ciudad.

Señoras y señores espectadores, esto ha sido todo por hoy. Buenas noches desde Valladolid.

Read Full Post »

El domingo pasado tratábamos en la reunión de la comunidad cristiana el tema del dinero, de cómo lo gestionamos los cristianos (concretamente nosotros, no los de la sotana y similares, que luego venís diciendo que si la Iglesia de pobre no tiene nada, pero ése no era el asunto). Tema práctico e interesante, sobre todo para los que considerábamos el dinero como uno de los grandes problemas de la sociedad.

El caso es que, por muy interesante, práctico y evangélico que resultara el tema, este morciguillo tenía programado en dicho día gastar los cuartos en un capricho llamado”balneario Solares”, allá en Cantabria, donde acudía con motivo de celebración y recolocación de las vértebras.

Aquí dejo mi valoración que, como acostumbro, se reparte entre los dos platillos de la balanza (lo que me gustó y lo que no):

– Solares, aparte de un pueblo cántabro, una empresa embotelladora de agua del mismo nombre, es un hotel y un balneario. El hotel es un edificio blanco de precios elevados. Llegamos a ahorrar un 50% en alojamiento alquilando una habitación en Casa Enrique, a 100 metros del balneario.

– En Casa Enrique no tienen menú, sólo carta, pero admiten tickets de comida y ésta merece la pena. Enrique y empleados son muy amables y su trato es familiar.

– El tratamiento “Espalda Sana”, que hicimos el sábado en el balneario, incluye varios momentos: un parafango, en el que la espalda se relaja con el calor del barro y uno puede llegar a dormirse en la camilla bajo la música de Enya; un masaje deportivo que te deja nuevo, eso sí, no hay “manipulación” como dicen: si necesitas “chascar” algún hueso para liberar el tendón hay que pagar fisioterapeuta (mis contracturas suelen depender de los huesos, snif…); baño con cristales (sales) muy divertido gracias a los chorros en el asiento de la piscina… pero se termina haciendo aburrido al estar solo; chorro a presión o, dicho de otra manera, “el jardinero regando el árbol”, donde uno es el árbol, un árbol entretenido con el agua caliente pero petrificado con la fría; ducha de perfusión, para echarse la siesta mientras el aspersor colgante deja caer su cortina de agua caliente… con los malditos contrastes de agua fría; al final, sala de relax, donde tomarse un agua de marca de la casa mientras se seca el cuerpo echando la última siesta en las tumbonas. Mi valoración personal es positiva, pues es variado, relajante y entretenido, aunque se haga aburrido a ratos y no te libres de una pasada rápida por el agua fría.

– La Chocolaterapia, sinceramente, no merece la pena. A pesar de ser “un galgo” (goloso), que decía mi madre, y de querer darme el capricho de un masaje con chocolate, creo que quien más lo disfrutó fue mi nariz y la masajista al verme con un tanga de volantes… El caso es que te exfolian la piel, ya con cacao, para luego echarte chocolatito caliente directamente de la cafetera y masajear. Vale, mucho olor agradable y un masaje como cualquier otro. Más tarde te envuelven en plástico todo el cuerpo, como si uno fuera un bombón, que lo es, y te dejan “reposar” un rato enmomiado en el envoltorio. Al final, te das un baño en lo que hubiera sido una bañera de chocolate caliente si los sueños se cumplieran, pero que no es más que agua caliente con colacao o similar, “agua manchada”. Coste alto para lo que es y litros de agua desperdiciada. Pregunté a dos empleadas si el agua lo reciclaban en el balneario y no me supieron responder con seguridad, aunque una de ellas lo dudaba mucho.

– Masaje “Exótico Ceilán” es uno de los masajes nuevos que han incluido este año en el programa del balneario. Es realmente exótico: de entrada, te sensibilizan la piel acariciándola con plumas de avestruz; luego te masajean con aliño, como si fueras una ensalada, aceite caliente de almendras, canela, cardamomo… y, para terminar, otro masaje con “pindas”, saquitos de arroz y semillas, que no resbalan tanto como las manos por la espalda aceitosa. De éste sólo tengo referencias, pero me dicen que es muy gratificante.

En fin, un capricho al año no hace daño y, si te deja la espalda flexible y desentumecida, pues bien vale pagar por ello. Pero no deja de ser un capricho.

Read Full Post »