Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 noviembre 2006

Un piropo, un donut

Cuando un grupo de personas aumenta su número de individuos siempre es más difícil organizarlo.

Sin embargo, si trabajas ayudado de las nuevas tecnologías y tienes conexión de red entre ordenadores, la organización del grupo se hace más llevadera, según para qué cosas.

Esto lo han sabido explotar los componentes del Frente Becario. Quienes hace un año empezaron en la empresa siendo becarios de escasa paga y jornada intensiva, fundaron este curioso grupo que no ha parado de crecer. Con el paso del tiempo, los cuatro o cinco elementos del FB pasaron a ser empleados con derecho a jornada completa, pero la subida de categoría profesional no impidió que se les denominara como “El Frente Becario“. A éste grupo han ido entrando la mayoría de las nuevas incorporaciones, por lo que ahora son cerca de la veintena. Naturalmente, al principio era fácil encontrar mesa en la cafetería, luego empezó a costarles más y acabaron cambiando a una cafetería con más espacio.

Lo divertido del asunto es que, para evitar el llegar al mostrador y preguntar a cada uno qué es lo que va a tomar, han ideado una paginita en Excel, con sus lista de bebidas y comidas, para ir anotando a lo largo de la mañana la combinación de apetencias que luego solicitarán a las camareras. Imprimen la página y la entregan en el mostrador, con mejor caligrafía (creo que Arial, 12) que la de sus manos.

Y he aquí el matiz: han descubierto que, si además de la lista de consumiciones, añaden un par de piropos, sucede el milagro. Las raciones de tortilla son un poco más grandes, los zumos más generosos y además, reciben ración extra de rosquillas con el café ¡Olé la sabiduría para ganarse el servicio! Aquí un par de requiebros que han logrado mejorar los desayunos del Frente Becario:

Si la belleza fuera segundos vosotras seriais 9 semanas y media.

Bienaventurados sean los borrachos que os ven pasar dos veces.

Y la cosa funciona.

Read Full Post »

Una condena de 125 años

En uno de los descansos del Taller de Pastoral, MariLuz nos cuenta el siguiente chiste:

“Un hijo le dice a su padre: ‘Yo voy a vivir 125 años y 3 días’. Su padre le pregunta: ‘¿Y para qué quieres 3 días después de 125 años de vida?’. El hijo le contesta: ‘¡Anda! ¡Para poder dejar las cosas arregladas antes de morir!’.” 

Me recuerda a las ironías del gran Gila (“¿Es el enemigo?”), la conciencia humana disfrazada de absurdo y éste vestido de naturalidad. 125 años y 3 días, más que una vida suena a condena. Releyendo la gracia de MariLuz me asaltan ráfagas de pensamientos que no quiero desarrollar pero sí dejar plasmados:

¿Por qué la juventud querría vivir muchos años, alargar su vida como queriendo retrasar lo inevitable?

¿Por qué se vive tan deprisa que, al final del día o al final de la vida, se necesiten 3 horas o 3 días para dejar las cosas arregladas? ¿Nos cargamos con tantas cosas para hacer que no podemos con ellas a menos que corramos? ¿Huimos de algo? ¿Miramos más veces al reloj que a las caras de la gente? ¿O, tal vez, preferimos no hacer nada durante mucho tiempo para ponernos las pilas al final, cuando ya no nos queda tiempo? ¿Es una cuestión de organización?

“No, si yo no quiero vivir tantos años. Con 80 ó 90 me valen, siempre que los viva con calidad”, me dice encendiendo un cigarrillo antes de irse a jugar otro quinito.

¿Por qué los ancianos, algunos, te cuentan que no les apetece seguir aquí, que ya han vivido su vida y no les importa caerse en el suelo y no pedir ayuda (“que me encuentren muerto”)? ¿Cómo se pierden las motivaciones vitales?

Si somos como barcos flotando sobre los problemas de cada día, ¿vamos sin rumbo o vamos hacia algún puerto concreto? Cuando los problemas son olas de varios metros agitadas por vientos de tormenta: divorcios, despidos, muertes cercanas, ruinas, desahucios, violaciones, guerras, accidentes… ¿son capaces de llevarnos a la deriva o tenemos algún ancla que ayude a fijar nuestra posición?

Queremos vivir 125 años o queremos vivirlo todo en 3 días pero, ¿conocemos nuestra historia personal de 125 años o de 3 días? ¿Miramos atrás y observamos nuestra evolución? ¿Hacia dónde se dirige?

Y, lo que realmente me inquieta, ¿cómo es posible discutir amargamente a cara de perro para, en un segundo, pasar a hablar con una sonrisa y voz animada como si no me estuvieran llevando los demonios por dentro?

Read Full Post »

WC de ¿caballeros?

Esta entrada va dirigida a todos los gorrinos que caminan de pie en general, y en particular a algunos compañerOs de trabajo cuya identidad desconozco:

Quizá algún árbol con problemas de ceguera os perdone el no molestaros en recoger el papel del suelo cuando, al sacar una servilleta para secaros las manos en el servicio de caballeros veáis cómo detrás de ella caen cuatro o cinco al suelo. Algunas se podrían reutilizar, pues no todas se manchan o mojan en las  baldosas.

Cualquiera diseñador de interiores carente de escrúpulos podría aguantar que empapeléis las paredes con las mucosidades que prosperan en vuestras oscuras fosas nasales. ¿Por qué no envolver los viscosos elementos en un pedazo de papel higiénico y tirarlo a la papelera?

Tal vez, remotamente, los mayores fanáticos en el ahorro de agua hagan la vista gorda y el olfato flaco al descubrir que no habéis tirado de la cadena después de cambiar el agua al canario. El agua también está para limpiar.

Lo que soy incapaz de entender, y mira que lo doy vueltas cada vez que me lo encuentro, es por qué carajo no usáis la escobilla después de plantar un pino. ¿Por que viene sin manual de instrucciones? Me parece no sólo de muy mal educación y falta de higiene, además creo que el escarabajo pelotero que se olvida de la limpieza más obvia es un sujeto egocéntrico que cree que este mundo se ha creado para él y que los demás han nacido para ser sus esclavos. La mente de estos escarabajos no es capaz siquiera de intuir qué es eso del Bien Común, idea desarrollada por los padres de nuestra civilización mediterránea, griegos al caso. Una pena. Y pensar que a lo peor le tengo que dar la mano a alguno…

Read Full Post »